Aumento de defunciones en Navarra supera la disminución de nacimientos en 2022

Aumento de defunciones en Navarra supera la disminución de nacimientos en 2022

El crecimiento vegetativo de la población en Navarra ha presentado un saldo negativo de 1.558 personas en el año 2022, según datos del Instituto de Estadística de Navarra (Nastat). Esto significa que la diferencia entre los nacimientos de madres residentes en Navarra y las defunciones de residentes en Navarra ha sido negativa.

En cuanto a los nacimientos, se contabilizaron un total de 4.759, lo cual representa una disminución de 354 nacimientos en comparación con el año anterior, lo que indica un descenso del 6,9%. Además, esta cifra supone una disminución del 30% en comparación con los nacimientos registrados hace diez años.

Este descenso en el número de nacimientos se encuentra relacionado con la disminución de la población femenina en edad de tener hijos, así como con el retraso en la edad de la maternidad. En la última década, la población femenina de 25 a 40 años ha disminuido casi un 20%, lo cual se debe a que estas generaciones son menos numerosas debido a las generaciones nacidas durante los años 80 y la primera mitad de los 90.

El número medio de hijos por mujer se situó en 1,26, lo cual representa una décima menos que en el año anterior. La edad media de maternidad se mantiene en 33,0 años, pero si observamos la maternidad primeriza, se observa un retraso de 1,1 años en los últimos diez años, situándose en una edad media de 32,1 años.

Destaca también el incremento en el porcentaje de mujeres que se convierten en madres con 35 años o más, pasando del 28,8% en 2008 al 42,1% en 2022.

En cuanto a la distribución de los nacimientos según orden, aproximadamente el 45,3% fueron primogénitos, el 36,0% fueron segundos hijos y el 18,7% restante correspondieron a nacimientos de orden tres o mayor. Esta distribución se ha mantenido estable a lo largo de los años.

Es importante resaltar que existen diferencias significativas en cuanto a la nacionalidad de las madres. Para las madres de nacionalidad extranjera, los primogénitos representaron el 34,7% de los nacimientos, mientras que para las madres de nacionalidad española, este porcentaje fue del 49,3%.

El número de madres casadas representa un 58,6% del total de madres en el año 2022. Sin embargo, el porcentaje de nacimientos de madres no casadas ha aumentado en la última década, pasando del 30,1% al 41,4%. La mayoría de estas mujeres no casadas conviven en pareja de hecho (66,67% en 2022).

Cerca de uno de cada tres bebés nacidos en Navarra tiene madre de nacionalidad extranjera, representando el 27,1% del total. Del conjunto de madres extranjeras, menos de la mitad proceden de países africanos y el 28,5% tienen la nacionalidad de países de América.

En cuanto a las defunciones, se registraron un total de 6.317 en el año 2022, lo cual representa un aumento del 9,5% en comparación con el año anterior. El 51% de los fallecimientos correspondieron a varones y el 49% restante a mujeres.

La esperanza de vida en los hombres se situó en 81,3 años y en las mujeres en 86,3 años. Estas cifras representan un ligero incremento en comparación con el año anterior. Además, de acuerdo con las condiciones de mortalidad actuales, se estima que una persona de 65 años puede esperar vivir 19,4 años más si es hombre y 23,4 más si es mujer.

La Tasa de Mortalidad Infantil se mantiene por debajo del umbral de 3,0 defunciones por cada mil nacidos vivos desde el año 2006, situándose en 2,5 defunciones por cada mil nacidos vivos.

A nivel nacional, Navarra destaca como la comunidad autónoma con el mayor descenso en la natalidad (-6,9%) y el segundo mayor ascenso de la mortalidad (+9,5%), después de Cantabria. Sin embargo, también se posiciona como la segunda comunidad autónoma con la mayor esperanza de vida, por detrás de la Comunidad de Madrid.

En cuanto a los matrimonios, se celebraron un total de 2.389 en el año 2022 en Navarra, lo cual representa un aumento del 20,8% en comparación con el año anterior. De estos matrimonios, el 2,8% correspondió a parejas del mismo sexo, siendo 44 entre mujeres y 24 entre hombres.

En cuanto a la nacionalidad de los cónyuges, en el 82,3% de los matrimonios ambos cónyuges tenían nacionalidad española, mientras que en el 2,6% de los matrimonios ambos cónyuges tenían nacionalidad extranjera.

La edad media de los hombres en el momento del matrimonio se sitúa en 35,8 años, mientras que la edad media de las mujeres es de 34,1 años. Estas edades han disminuido ligeramente en comparación con el año anterior.

Desde el año 2008, los matrimonios civiles superan a los católicos en Navarra, siendo el 80,9% de los matrimonios exclusivamente civiles. Además, el 76,4% de los matrimonios se dan entre personas solteras.

En resumen, los datos reflejan una disminución en la natalidad en Navarra, acompañada de un descenso de la población femenina en edad de tener hijos y un retraso en la maternidad. Además, se observa un aumento en la proporción de madres no casadas y una mayor edad media de maternidad. Por otro lado, la mortalidad ha experimentado un aumento, aunque la esperanza de vida se mantiene estable. Estos datos sitúan a Navarra como la comunidad autónoma con el mayor descenso de la natalidad y uno de los mayores ascensos en la mortalidad a nivel nacional.

Tags

Categoría

Navarra