24h Navarra.

24h Navarra.

Confirmada una condena de 8 años de prisión por abuso sexual a sobrina en La Barranca, según el TSJN.

Confirmada una condena de 8 años de prisión por abuso sexual a sobrina en La Barranca, según el TSJN.

Un hombre ha sido condenado a 8 años de prisión por mantener relaciones sexuales sin consentimiento con su sobrina menor de edad en La Barranca. El Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha confirmado esta condena impuesta por la Audiencia Provincial, y el procesado también deberá indemnizar con 20.000 euros a la víctima y cumplir una medida de libertad vigilada durante 6 años después de su pena privativa de libertad.

Según la sentencia, el procesado obligó a la víctima, cuando tenía 17 años, a mantener relaciones sexuales en varias ocasiones. Los hechos ocurrieron entre enero y julio de 2015, mientras se encontraban solos en casa. Antes de esto, el acusado había manifestado su deseo de mantener relaciones sexuales con la joven cuando cumpliera la edad legal, pero finalmente la obligó antes de tiempo.

La víctima vivía en La Barranca con la pareja de su tía desde la separación de sus padres en 2013. La relación con su tía fue deteriorándose, lo que hizo que se acercara más a su tío, quien buscó intimar con ella. La joven se opuso a sus avances, pero el acusado la obligaba cada vez que estaban solos en casa. Además, entre agosto y septiembre de ese mismo año, la obligó a practicarle felaciones regularmente.

En el momento de los hechos, la joven se encontraba acogida en el domicilio del acusado y su pareja, y no tenía a dónde ir ni el apoyo de su tía. Debido a este miedo, la víctima no se atrevió a contarle lo ocurrido ni a pedir ayuda, por lo que posteriormente tuvo que abandonar el domicilio y contar lo sucedido a varias personas.

La sentencia fue dictada en junio de 2023 y fue confirmada en su totalidad por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra. La defensa del acusado había solicitado su absolución, pero el Tribunal consideró sólido el testimonio de la víctima y desestimó los argumentos de la defensa.

Además, el informe pericial psicológico presentado en el juicio también confirmó los abusos sexuales sufridos por la víctima, mostrando que su relato era coherente y consistente con las pruebas presentadas. Las psicólogas señalaron que los síntomas mostrados por la joven eran compatibles con los de una víctima de abuso sexual y que su sentimiento de culpabilidad es algo común en las víctimas de violencia sexual.