24h Navarra.

24h Navarra.

Educación busca igualar los estándares de admisión en ambos niveles de Educación Infantil

Educación busca igualar los estándares de admisión en ambos niveles de Educación Infantil

El Gobierno de Navarra ha elaborado un proyecto de orden foral para modificar el proceso de admisión de niños y niñas en los centros del primer ciclo de Educación Infantil. Esta nueva regulación equiparará el acceso a estos centros con el que ya existe para el segundo ciclo de Infantil.

El proyecto establece nuevos criterios de puntuación que se tomarán en cuenta a la hora de admitir a los alumnos. Entre estos criterios se encuentran: la existencia de hermanos en el centro, la proximidad del domicilio o lugar de trabajo, la renta per cápita familiar y la condición de discapacidad. La ciudadanía tiene la oportunidad de participar en la elaboración de esta regulación hasta el 4 de enero.

Estas modificaciones tienen como objetivo consolidar el primer ciclo de Educación Infantil como una etapa educativa completa, tal y como lo establece la nueva legislación educativa conocida como LOMLOE. De esta manera, se busca equiparar los criterios de admisión en las escuelas infantiles de Navarra con aquellos que ya existen para el segundo ciclo de Infantil.

En el proceso ordinario de admisión, los criterios prioritarios serán los siguientes: hermanos matriculados en el centro, proximidad del domicilio o lugar de trabajo de los padres o representantes legales, renta per cápita familiar, discapacidad, condición de víctima de violencia de género o terrorismo, progenitores o representantes legales que trabajen en el centro, condición legal de familia numerosa, situación de acogimiento familiar, familia monoparental y niños nacidos de parto múltiple. La situación laboral o académica de los padres o representantes legales se considerará como un criterio complementario para la admisión.

Los niños y niñas que presenten necesidades especiales de apoyo educativo tendrán acceso directo a los centros de primer ciclo de Educación Infantil, siempre y cuando cuenten con un informe favorable del Centro de Recursos para la Equidad Educativa de Navarra (CREENA). Este centro también será responsable de gestionar la distribución geográfica de estos alumnos.

En cuanto a las puntuaciones específicas, se valorará con 3 puntos la existencia de hermanos matriculados en los centros de titularidad municipal. En el caso de la proximidad del domicilio o lugar de trabajo, se otorgarán 10 puntos en los centros municipales si la niña o el niño está empadronado en el municipio o en uno que se encuentre dentro de la zona geográfica de influencia. Si al menos uno de los progenitores trabaja en el municipio donde se encuentra el centro, se otorgarán 2 puntos. Estas puntuaciones son las mismas para los centros de titularidad del Departamento de Educación, pero en este caso, se considera si el niño o niña y al menos uno de los progenitores está empadronado en un municipio de Navarra y si al menos uno de los progenitores trabaja en un municipio de Navarra.

El criterio de renta per cápita familiar se valorará con 3 puntos si la base líquida del IRPF dividida por el número de miembros de la unidad familiar es igual o inferior a la mitad del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Se otorgarán 2 puntos si esa cifra es mayor a la mitad del SMI e igual o inferior a tres cuartas partes del SMI, y 1 punto si es mayor a tres cuartas partes del SMI e igual o inferior a dicho salario. No se otorgará ningún punto si la cifra es superior al SMI. Para la concurrencia de discapacidad, se otorgarán 2 puntos si el niño o niña tiene discapacidad, y 0,5 puntos si la tienen los progenitores, hermanos o representantes legales.

La situación laboral o académica de los padres o representantes legales es considerada como un criterio complementario para la admisión. Por ejemplo, una familia general obtendrá 1 punto si ambos progenitores están trabajando, dados de alta en la Seguridad Social o cursando estudios reglados que impliquen dedicación preferente debidamente justificada o en situación reconocida de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez. En el caso de familias monoparentales o con un progenitor con guarda y custodia exclusiva sin la condición de familia monoparental, también se otorgará 1 punto.

En el proceso de admisión, se asignará plaza a la persona solicitante en el centro con el orden de prioridad más alto. En caso de empate, se aplicarán criterios como la existencia de hermanos matriculados en el centro, la proximidad del domicilio o lugar de trabajo, la renta per cápita familiar, la concurrencia de discapacidad, la condición de víctima de violencia de género o terrorismo, progenitores o representantes legales que trabajen en el centro, condición legal de familia numerosa o monoparental, situación de acogimiento familiar y nacimiento de parto múltiple. En caso de persistir el empate, se recurrirá a la situación laboral o académica de los padres o representantes legales.