24h Navarra.

24h Navarra.

El Gobierno de Navarra avanza en la regulación de los horarios y salarios de la Policía Foral.

El Gobierno de Navarra avanza en la regulación de los horarios y salarios de la Policía Foral.

El Gobierno de Navarra ha aprobado en su sesión de este miércoles el reglamento de horarios, jornadas y retribuciones de la Policía Foral, una norma que persigue una mejor prestación del servicio policial a la ciudadanía y en la que se establecen mejoras en las condiciones laborales y organizativas de los agentes, según ha destacado el Ejecutivo foral.

La consejera de Interior, Función Pública y Justicia, Amparo López, ha subrayado que este Reglamento reconoce la naturaleza singular y exigencia de la labor policial según criterios de riesgo, disponibilidad y localización permanente y redundará en una organización más eficiente, que a su vez supone un mejor servicio de protección y seguridad a la ciudadanía. Además, ha destacado el trabajo realizado por el Gobierno tanto con el cuerpo autonómico como con los representantes legales de sus trabajadores para llegar a la aprobación de un reglamento que implica una clara mejora de las condiciones laborales.

El coste total de la aplicación retroactiva correspondiente a los importes acumulados desde el año 2019 hasta ahora es de 23,2 millones de euros. Se estima que el gasto para el año 2024 será de 7,4 millones de euros, sujeto a las actualizaciones del personal funcionario que correspondan en cada ejercicio. La ampliación de crédito aprobada en la sesión de Gobierno permitirá que los agentes reciban el importe correspondiente en la nómina de noviembre.

En cuanto a las jornadas y los horarios, el reglamento establece sistemas concretos para cubrir servicios las 24 horas del día durante todo el año. Esto incluye la implantación de la disponibilidad horaria, que permitirá una mayor presencia de los agentes y será retribuida específicamente. Además, se establecen figuras como los llamamientos, que contribuyen a la prestación continuada del servicio. Todo esto garantiza una mayor disponibilidad de los agentes, respetando siempre las normas de descanso del personal y los periodos vacacionales, licencias, permisos, entre otros.

En lo relativo a los horarios, el reglamento articula hasta tres tipos diferenciados según las funciones atribuidas a las unidades de Policía Foral: horario general, horario flexible y horario de cómputo en días. Estos horarios podrán adaptarse y actualizarse mediante orden foral. Entre otras medidas, las guardias localizadas, que anteriormente se compensaban con tiempo, pasan a estar remuneradas, lo que permitirá una mayor disponibilidad de recursos en divisiones como la de Policía Científica.

En cuanto a las retribuciones, el reglamento se ocupa principalmente de las retribuciones complementarias propias de la Policía Foral según el empleo, puesto o funciones que se desarrollen dentro de la organización policial, además del complemento específico que percibe todo el personal del cuerpo. Esto se basa en un estudio de valoración de puestos de trabajo que tiene en cuenta diferentes factores como la preparación técnica, el grado de dificultad, el régimen de horarios, la penosidad, la nocturnidad o el riesgo especial y la dedicación de cada puesto. Además, también se estipulan indemnizaciones por viajes o compensación de las horas realizadas fuera de la jornada ordinaria.