24h Navarra.

24h Navarra.

El Gobierno de Navarra seguirá apoyando la rehabilitación energética de viviendas con ayudas públicas en 2023.

El Gobierno de Navarra seguirá apoyando la rehabilitación energética de viviendas con ayudas públicas en 2023.

PAMPLONA, 29 Jun.

El consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra, José María Aierdi, ha informado este jueves de que todas las ayudas públicas a la rehabilitación energética del parque residencial privado y público continuarán abiertas durante la segunda mitad de este año y ha destacado que Navarra ha recibido 5,2 millones adicionales este mes de junio procedentes de fondos europeos, a través del IDEA, lo que permite descartar en la Comunidad foral cierres anticipados de las actuales convocatorias durante todo 2023.

El consejero Aierdi ha comparecido en rueda de prensa "para trasladar a la ciudadanía un mensaje de tranquilidad y para aclarar públicamente que, a diferencia de lo anunciado en otras comunidades, en Navarra no se cerrará ninguna convocatoria de ayudas durante este año, debido a que disponemos de los recursos económicos necesarios".

El vicepresidente ha calificado de "excepcionales" estos fondos europeos destinados a subvencionar la rehabilitación de vivienda y ha animado a la ciudadanía "a aprovechar esta oportunidad que supone el programa Next Generation como instrumento temporal de recuperación". "El importante volumen de estos fondos hace que nos encontremos en una situación extraordinaria. Por eso animo a las personas particulares y a las comunidades vecinales a aprovechar esta gran oportunidad para obtener importantes subvenciones públicas a fondo perdido", ha declarado el consejero Aierdi durante su comparecencia, en la que ha estado acompañado por la directora general de Vivienda, Ana Bretaña.

José María Aierdi ha recordado también que existe una red de equipos profesionales desplegados por la sociedad pública Nasuvinsa por todas las comarcas, que prestan gratuitamente un servicio de información y de apoyo técnico desde las Oficinas de Rehabilitación de Viviendas y Edificios (ORVES), en el marco del programa europeo Elena-Primavera.

Ha añadido que el Gobierno de Navarra "ha dosificado las ayudas europeas y las ha complementado con recursos propios, lo que ha hecho posible mantener abiertas las convocatorias sin necesidad de proceder a cierres anticipados por falta de disposición económica, y llegar así al máximo número de viviendas del parque residencial tanto privado como público".

El vicepresidente Aierdi ha reiterado el compromiso del Ejecutivo con "este ambicioso programa, sin precedentes en nuestra administración, para impulsar y dar un salto cualitativo en las ayudas y subvenciones para la rehabilitación energética de viviendas y edificios en entornos urbanos y zonas rurales, y para la regeneración de entornos urbanos y espacios públicos". "Debemos aprovechar la gran oportunidad que nos brindan los fondos Next Generation, como la mejor herramienta para abordar esta transformación urbana en clave de sostenibilidad ambiental, pero también en clave de sostenibilidad social para los barrios y pueblos y como motor económico para el sector", ha asegurado.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) aprobó el pasado 19 de junio la concesión a Navarra de 5,2 millones adicionales procedentes del programa europeo PREE5000, destinado a la rehabilitación energética de edificios en municipios de reto demográfico, según ha explicado la directora general de Vivienda, Ana Bretaña, en la rueda de prensa de hoy.

Con esta última aportación, la previsión de captación de fondos europeos para vivienda asciende a 80,6 millones, cifra muy superior a los 60,6 millones previstos inicialmente.

En estos momentos, la Comunidad Foral ha comprometido un total de 61,4 millones de fondos europeos, complementados con 42,2 millones de fondos forales, lo que permite movilizar una inversión privada en eficiencia energética de 223 millones euros en 6.169 viviendas.

Esta coordinación de las ayudas europeas y forales ha posibilitado que en Navarra se siga disponiendo de 19,1 millones de euros europeos, que se complementarán con 10 millones forales, con lo que se podrá atender la solicitud para 1.800 viviendas más, en las convocatorias que siguen abiertas (PREE5000, Barrios, Edificios y Viviendas), lo que arrastrará una inversión adicional de 50 millones.

Con estas nuevas solicitudes se espera intervenir en cerca de 8.000 viviendas, con una inversión total de 273 millones de euros.

La directora general de Vivienda, Ana Bretaña, ha precisado que "en el caso de que otras Comunidades Autónomas no ejecuten la totalidad de sus fondos, se estaría en situación de captar más ayudas europeas para la rehabilitación energética de nuestro parque público y privado".

La Unión Europea ha fijado para Navarra como objetivo inicial la intervención en 3.508 viviendas hasta 2024, que se incrementa hasta 6.100 viviendas para junio de 2026. En la actualidad, se han presentado solicitudes para 6.169 viviendas, de las que en su mayor parte (65%) se encuentran ya resueltas o en fase de ser abonadas, y el 35% restante, en fase de resolución, según ha precisado la directora general de Vivienda.

Ha añadido que, de mantenerse el ritmo actual de solicitudes, la Comunidad foral podría superar ampliamente la previsión del número de viviendas intervenidas, lo que contribuiría igualmente a una mayor reducción del nivel de emisiones de CO2 a la atmósfera, dentro de los objetivos de descarbonización y de desarrollo sostenible fijados en la Agenda 2030 de Naciones Unidas.