24h Navarra.

24h Navarra.

Irache advierte sobre el riesgo de abrir la puerta a vendedores.

Irache advierte sobre el riesgo de abrir la puerta a vendedores.

En Pamplona, la Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha lanzado una fuerte advertencia a la población: no abrir la puerta de casa a agentes comerciales. Esta recomendación surge a raíz de varios casos reportados en los últimos meses, en los cuales personas han sido persuadidas para adquirir productos o servicios innecesarios, resultando en gastos significativos.

Según la asociación, estos agentes suelen dirigirse especialmente a personas mayores, que pueden ser más vulnerables y menos habilidosas para comprender las implicaciones de un contrato. En ocasiones, los consumidores se ven comprometidos con acuerdos que no entienden por completo, descubriendo más tarde los costos involucrados o la falta de utilidad de los productos adquiridos.

En situaciones más problemáticas, una misma persona puede tener múltiples contratos con diferentes empresas, lo cual complica aún más la situación. Sin embargo, Irache ha logrado la anulación de algunos contratos al demostrar la falta de consentimiento real por parte del consumidor.

Una de las tácticas comunes en estas ventas es la firma de contratos de financiación junto con los de compraventa, lo cual puede impedir a los consumidores darse cuenta de los pagos hasta más adelante. Además, es frecuente que los contratos se realicen en dispositivos electrónicos, sin que el consumidor conozca el contenido que está aceptando.

En algunos casos, son los familiares de personas mayores quienes denuncian estas prácticas abusivas, al percatarse del impacto económico de las compras realizadas. La normativa establece un plazo de treinta días para desistir de una compra realizada de forma no solicitada en el hogar.

La asociación advierte que, si bien es posible anular un contrato en este plazo, muchas veces las personas tardan en percatarse de la situación y ya es tarde para tomar acción. Por ello, es fundamental comunicar de manera clara y fehaciente a la empresa el deseo de desistir del contrato.

Irache también destaca la importancia de recibir una copia física del contrato firmado y la información necesaria sobre el derecho de desistimiento. El impago de las cuotas en caso de financiación puede generar mayores problemas, incrementando la deuda significativamente.