La alcaldesa de Pamplona denuncia el potencial retroceso y sectarismo de Bildu: "Aunque ya no matan, aún nos siguen agrediendo verbalmente"

La alcaldesa de Pamplona denuncia el potencial retroceso y sectarismo de Bildu:

La alcaldesa de Pamplona, Cristina Ibarrola (UPN), ha rechazado las acusaciones del PSN de que está presionando a un concejal para que no tome posesión. Ibarrola calificó estas acusaciones como "el colmo".

En una entrevista con Europa Press, Ibarrola advirtió que la llegada de EH Bildu a la Alcaldía de Pamplona, tras el acuerdo con el PSOE, traerá consigo un "retroceso y sectorismo", incluyendo la imposición del euskera. Según ella, aunque ya no matan, continúan amedrentando, insultando y escupiendo a los ciudadanos.

Ibarrola señaló que la moción de censura para que Joseba Asirón, de Bildu, se convierta en alcalde ya estaba pactada anteriormente, pero no se dio a conocer por temor a un castigo en las urnas en las elecciones del 23J. La alcaldesa afirmó que solo los residentes de Pamplona saben a quién vende el PSOE la alcaldía de la ciudad.

La líder de UPN acusó al PSN de "blanquear todos los días" a Bildu y afirmó que Arnaldo Otegi, líder de esta formación, marca lo que quiere y el PSOE cumple. Ibarrola también cuestionó las negociaciones del PSOE con Otegi y destacó que el partido parece saltarse todas las líneas rojas al hacerlo.

Ibarrola criticó la falta de propuestas positivas del PSOE y Bildu durante los seis meses que llevan gobernando en el Ayuntamiento de Pamplona. Además, rechazó las acusaciones del PSN de que sus constantes ataques han llevado a un miembro del partido a no tomar posesión como concejal.

La alcaldesa enfatizó que no hay ninguna presión por parte de su partido y que dio la oportunidad al concejal de unirse a la moción de censura si así lo deseaba. Según Ibarrola, si el pacto con Bildu es tan bueno para Pamplona, entonces los socialistas deberían reflexionar sobre ello.

Por último, Ibarrola destacó que la moción de censura entre Bildu y PSN es una utilización perturbada de una herramienta democrática y que Pamplona y Navarra no son territorios independentistas radicales. Aunque no quiso asegurar una alianza entre UPN y PP en Navarra, indicó que este acuerdo marca un antes y un después en la formación de bloques políticos.

Ibarrola confirmó que se mantendrá como líder de la oposición en Pamplona después de la moción de censura, pero admitió que necesita algo de distancia emocional respecto a los acontecimientos actuales.

Tags

Categoría

Navarra