24h Navarra.

24h Navarra.

La Audiencia de Navarra sentencia a 17 años de cárcel al hombre culpable del femicidio en Tudela en 2022.

La Audiencia de Navarra sentencia a 17 años de cárcel al hombre culpable del femicidio en Tudela en 2022.

En la madrugada del 8 de enero de 2022, un terrible suceso sacudió a la ciudad de Tudela. Mientras una mujer inocente dormía, su esposo le propinó cinco cuchilladas mortales, poniendo fin a su vida y dejando a todos consternados.

La noticia de este brutal asesinato ha llegado hoy a los tribunales, donde la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha dictado sentencia. El autor de este despreciable acto ha sido condenado a 17 años de prisión, en un acuerdo al que llegaron el Ministerio Fiscal, la acusación particular, la acción popular y la defensa.

Previo a esta sentencia, la fiscalía pedía una condena de 20 años por asesinato, mientras que la acusación particular solicitaba 25 y la acción popular reclamaba 23. Finalmente, se ha considerado la agravante de parentesco y la atenuante de consumo de sustancias tóxicas, llevando a la pena acordada.

Además de la pena de prisión, se le impuso una medida de libertad vigilada de 10 años y una prohibición de comunicarse con los familiares de la víctima, así como de residir o acudir a la localidad en donde estos viven. Además, el condenado deberá indemnizar a los padres de la víctima con 65.000 euros cada uno, y al hermano con 75.000 euros.

Los detalles del cruel ataque revelan una violencia extrema. Usando un cuchillo de 34 centímetros, el agresor apuñaló repetidamente a su esposa, causándole heridas graves en el abdomen, el pulmón, el corazón y el hígado, que finalmente le quitaron la vida. El nivel de violencia demostrado es inaceptable.

Durante los hechos, se constata que el agresor sufría trastornos mentales y del comportamiento debido al consumo de drogas y sustancias psicotrópicas, agravados por un trastorno mixto de personalidad. Se encontraba bajo los efectos de cocaína y alcohol en el momento del asesinato, lo que influiría en su capacidad intelectiva y volitiva de manera moderada.

Tras cometer el horrendo acto, el agresor intentó eludir su responsabilidad. Dejó su teléfono móvil en la escena del crimen para evitar ser localizado y huyó sin informar a nadie. Utilizó un vehículo proporcionado por la empresa familiar en la que trabajaba como medio de escape.

La tragedia se descubrió cuando el cadáver fue encontrado el 10 de enero, después de que no se tuviera noticias de ella durante todo el fin de semana y se confirmara que no había acudido a su trabajo. El autor del crimen fue detenido el día 11 en una localidad francesa.

Este acuerdo de conformidad entre las partes evita la celebración del juicio con jurado popular que estaba previsto. La sentencia condenatoria ha sido dictada por la magistrada que iba a presidir dicho juicio, marcando un precedente en este terrible caso de violencia doméstica.