24h Navarra.

24h Navarra.

La familia de Ana Ollo recibe los restos de José Creagh Lecároz, sindicalista sevillano víctima de represión en 1936.

La familia de Ana Ollo recibe los restos de José Creagh Lecároz, sindicalista sevillano víctima de represión en 1936.

Esta mañana se ha llevado a cabo en el cementerio de Berriozar la entrega de los restos de José Creagh Lecároz, un joven sevillano que recientemente fue identificado después de la exhumación realizada en marzo de 2022 en el cementerio municipal de Berriozar. El acto ha contado con la presencia de la vicepresidenta y consejera de Memoria y Convivencia, Acción Exterior y Euskera del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, así como miembros del Parlamento de Navarra, representantes locales del Ayuntamiento de Berriozar, asociaciones memorialistas y equipos técnicos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y el laboratorio Nasertic, además de los familiares del fallecido.

El acto estuvo acompañado de música y contó con la participación del concejal del Ayuntamiento de Berriozar, Asier Costa, un representante familiar de José Creagh y la vicepresidenta Ollo. Costa, quien preside la comisión de Convivencia y Memoria Histórica del Ayuntamiento, expresó la voluntad del municipio de Berriozar de luchar por la verdad, la justicia y la reparación de todas las víctimas de violaciones de derechos humanos. Además, pidió perdón a todas las familias y se comprometió a recordar y dar voz a aquellos que nunca la tuvieron.

También agradeció la labor del Gobierno de Navarra, la Dirección General de Memoria y Convivencia, el Instituto Navarro de la Memoria y la Sociedad de Ciencias Aranzadi por su trabajo en Berriozar y en los alrededores del Fuerte de San Cristóbal, que cada vez proporcionan más información y acercan el oscuro y silenciado pasado a la ciudadanía. Por parte de la familia, Carlos Creagh, sobrino de José Creagh, agradeció a todos los presentes la recuperación de los restos de su tío y destacó la labor realizada para preservar la memoria de aquellos que fueron reprimidos después del golpe militar de 1936.

La vicepresidenta Ana Ollo destacó que fosas como las de Berriozar hablan de muertes crueles por parte de aquellos que se creyeron dueños de vidas ajenas en nombre de un proyecto totalitario que comenzó con la sublevación militar de 1936. Asimismo, subrayó el compromiso del Gobierno de Navarra con las políticas públicas de memoria y la importancia del trabajo conjunto entre instituciones, asociaciones y equipos técnicos para lograr objetivos como la entrega de los restos de José Creagh Lecároz a los familiares.

La vicepresidenta también resaltó la importancia de la colaboración de la familia en la identificación de los restos y la disposición del Gobierno de Navarra para brindar apoyo a las familias que deseen recuperar los restos de sus seres queridos represaliados.

José Creagh, nacido en Sevilla el 22 de julio de 1914, era estudiante de medicina y sindicalista de ideología anarquista. Fue condenado en 1934 en Sevilla y enviado a la prisión de Ezkaba en junio de 1936. Llegó a Navarra antes de la sublevación ya que formaba parte de los presos, en su mayoría anarquistas, que no se beneficiaron de la amnistía promulgada tras el triunfo del Frente Popular.

Según informó el Gobierno, su asesinato y el de otros 20 reclusos parece haber sido consecuencia de un intento fallido de fuga ocurrido en octubre de 1936, lo que resultó en su castigo y posterior asesinato. Después de su muerte, los cuerpos fueron trasladados al cementerio de Berriozar para su inhumación el 1 de noviembre de 1936. Una placa instalada por la Asociación Txinparta-Fuerte de San Cristóbal en 2009 recuerda los nombres de todos los presos enterrados allí.

La exhumación del cementerio de Berriozar en marzo de 2022, llevada a cabo por el Instituto Navarro de la Memoria como parte del Plan de Exhumaciones del Gobierno de Navarra, permitió la identificación de los restos de José Creagh. Hasta ahora, es la única identificación confirmada de esta exhumación en Berriozar debido a la falta de muestras genéticas de familiares dispersos geográficamente.

Desde 2015, el Instituto Navarro de la Memoria ha exhumado 155 cuerpos de víctimas de la represión franquista en el marco del Plan de Exhumaciones del Gobierno de Navarra. El Instituto hace un llamamiento a la colaboración para la localización de posibles fosas y la identificación de familiares de fugados y represaliados. Cualquier persona con información relevante puede ponerse en contacto con el Instituto Navarro de la Memoria a través del correo electrónico [email protected].

En los próximos días, se dará inicio al Plan de Exhumaciones 2023, aprobado en enero en la Mesa de Asociaciones.