24h Navarra.

24h Navarra.

La mayoría de los empresarios navarros muestran pesimismo en cuanto a la situación económica, revela la Encuesta Círculo 2023.

La mayoría de los empresarios navarros muestran pesimismo en cuanto a la situación económica, revela la Encuesta Círculo 2023.

Según la "Encuesta Empresarial Círculo 2023" del Círculo de Empresarios, más de la mitad de los encuestados tienen una percepción negativa de la economía española tanto en 2023 como de cara a 2024. En el caso de Navarra, este porcentaje asciende al 63%. El empresariado navarro se muestra mucho más pesimista que la media nacional en cuanto a la valoración de la economía española.

La encuesta, que cuenta con 420 respuestas obtenidas, destaca la representación de empresarios navarros, que corresponden al 37% de los encuestados. Los principales obstáculos que identifican en su actividad son la elevada fiscalidad y los altos costes de suministros y energía. El presidente ejecutivo de Avest Corporate Finance, Miguel Iraburu, ha afirmado que Navarra sufre un "problema de fiscalidad serio".

Los encuestados también señalan como principales amenazas para la economía la elevada inflación subyacente y el abultado nivel de endeudamiento público. En cuanto a los factores que mejoran la productividad de las empresas, destacan la gestión y organización del trabajo, la tecnología e innovación, y la capacitación y el talento.

La encuesta refleja un deterioro en la percepción del Gobierno sobre el empresario, así como en la calidad institucional, la transparencia en las decisiones gubernamentales y la seguridad jurídica. Además, menos de la cuarta parte de los encuestados se muestra positivo sobre la evolución de la economía.

En cuanto a las medidas de política económica adoptadas, la valoración general es negativa, especialmente en relación a los desequilibrios en las cuentas públicas, el incremento de los tipos de interés y la no deflactación de los tipos impositivos.

Las empresas encuestadas consideran que la gestión del gasto público en España no es eficiente. El 88,1% de los encuestados expresó una valoración negativa al respecto. Además, consideran imprescindible vincular la evolución de los salarios a la productividad y mejorar la formación para el empleo y las políticas activas.

La carga impositiva es otro de los factores que afecta negativamente a la competitividad de las empresas, según los encuestados. Asimismo, consideran que las reformas impositivas más favorables para una mayor competitividad empresarial son los incentivos fiscales a la inversión, la reducción de las cotizaciones sociales a cargo de la empresa y aquellas que incentiven el incremento del tamaño empresarial.

En cuanto a las prioridades de política económica, destacan reformar la estructura y el funcionamiento de las Administraciones Públicas y mejorar la calidad de la educación a través de un Pacto de Estado. En relación a los fondos europeos, menos de la mitad de las empresas había solicitado los Fondos Next Generation en el momento de la encuesta, principalmente debido a la complejidad de los trámites administrativos requeridos y a la falta de inclusión en las políticas palanca del sector en el que la empresa desarrolla su actividad.

Por último, se destaca la importancia de la digitalización y la Inteligencia Artificial como factores de competitividad. Un 56% de los encuestados planea invertir en innovación, siendo Navarra la comunidad que lidera en este campo con un 1,9% de I+D+i sobre el PIB regional.