24h Navarra.

24h Navarra.

La rectora de la UN busca promover la reflexión, convivencia y compromiso social ante la polarización actual.

La rectora de la UN busca promover la reflexión, convivencia y compromiso social ante la polarización actual.

La rectora de la Universidad de Navarra, María Iraburu, ha destacado la importancia de la reflexión, la convivencia y el compromiso como pilares fundamentales en el espacio universitario frente a una fuerte polarización que podría fracturar la sociedad. Estas declaraciones se han realizado durante la apertura oficial del curso 2023-2024 en el Aula Magna del centro académico. Iraburu ha dado la bienvenida al nuevo alumnado, profesorado y otros profesionales que se unen a la Universidad y ha deseado una etapa fructífera para las instituciones navarras y sus responsables con el fin de contribuir al bien común.

En el acto de apertura han estado presentes diversas autoridades, como María Chivite, presidenta del Gobierno de Navarra; Unai Hualde, presidente del Parlamento de Navarra; Cristina Ibarrola, alcaldesa del Ayuntamiento de Pamplona; Valentín Velasco, delegado en funciones del Gobierno en Navarra; Juan Cruz Cigudosa, consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital; Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela; Jaime Goyena, fiscal superior de Navarra; Joaquín Galve, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra; y Ramón Gonzalo, rector de la Universidad Pública de Navarra.

El acto ha comenzado con el desfile del cortejo académico, en el que han participado 206 doctores. El coro del Seminario Internacional Bidasoa ha sido el encargado de la parte musical de la Misa y el desfile. Después, en el Aula Magna, el secretario general Jesús María Ezponda ha leído el resumen de la memoria académica del curso anterior y la profesora María Jesús Soto ha pronunciado la lección inaugural titulada "El espejo roto: Filosofía e identidad".

En su discurso de cierre, la rectora ha destacado los retos que deben enfrentar las universidades, comenzando por la necesidad de la reflexión. Ha subrayado que aunque la universidad debería ser un espacio de diálogo académico y pensamiento crítico, no siempre es así. Iraburu ha señalado que cuando la universidad se desarrolla de manera aislada y cerrada a la trascendencia, pierde relevancia y sentido en su misión.

La rectora ha enfatizado la importancia de la reflexión tanto para los estudiantes como para quienes forman parte de la universidad, ya que permite explorar las grandes cuestiones de la vida humana. También ha destacado la necesidad de la reflexión en la sociedad, ya que no puede prosperar sin personas que cuestionen los paradigmas imperantes y abran nuevos horizontes.

Otro de los retos mencionados ha sido la convivencia pacífica y plural en el ámbito universitario. Iraburu ha propuesto reflexionar sobre cómo fomentar el verdadero encuentro universitario en la tarea docente y de mentoría, así como en los encuentros formales e informales con estudiantes y colegas.

El compromiso social ha sido el tercer reto mencionado por la rectora. Ha resaltado que toda la actividad de la Universidad de Navarra, desde la investigación hasta la docencia y la asistencia, es una tarea de servicio a las personas y a la sociedad. Además, ha destacado la necesidad de contribuir con los propios fines de la universidad a la paz, la justicia social y la libertad para todos.

En este sentido, la rectora ha señalado que vivimos en tiempos de fuerte polarización y enfrentamientos, lo que puede fracturar la sociedad. Por eso, ha destacado nuevamente la importancia de la reflexión, la convivencia y el compromiso como ejes que definen el espacio universitario, imaginándolo como un territorio abierto y saludable donde se respire aire limpio y sea un lugar de encuentro y diálogo para muchas personas y entidades.

María Iraburu ha concluido su intervención agradeciendo a todas las personas y entidades que forman parte de este proyecto comprometido con la mejora de las personas y del mundo, así como a los colaboradores que permiten que la Universidad de Navarra siga siendo un motor de transformación en beneficio de todos.