24h Navarra.

24h Navarra.

Las universidades del Grupo 9, incluyendo la UPNA, progresan en la adaptación de sus estatutos a la Ley Orgánica de Universidades

Las universidades del Grupo 9, incluyendo la UPNA, progresan en la adaptación de sus estatutos a la Ley Orgánica de Universidades

El Grupo 9 de Universidades (G-9), al cual pertenece la Universidad Pública de Navarra (UPNA), ha acordado desarrollar estrategias comunes para adaptar los estatutos de las universidades a las nuevas exigencias de la ley orgánica del Sistema Universitario (LOSU).

Este acuerdo fue alcanzado durante la reunión de la Comisión Sectorial de Secretarías Generales del G-9, que tuvo lugar en Oviedo los días 29 y 30 de noviembre. El anfitrión de la reunión fue Ángel Espiniella Menéndez, secretario general de la universidad asturiana.

La LOSU establece que las universidades deben llevar a cabo reformas estatutarias para ajustarse al nuevo marco legal. Pedro M. Fernández Salguero, rector de la Universidad de Extremadura y presidente de la Comisión Sectorial de Secretarías Generales del G-9, destacó la importancia de crear sinergias entre las universidades del grupo para llevar a cabo estas reformas, aprovechando el conocimiento y la experiencia de cada institución y evitando duplicidades.

Fernández Salguero resaltó que el desarrollo de estrategias comunes debería facilitar estas reformas para cumplir con el plazo máximo de dos años marcado por la ley, que no solo exige la entrada en vigor de los nuevos estatutos, sino también las modificaciones que de ellos emanen.

En la reunión de trabajo en Oviedo se evidenció que las distintas universidades del G-9 comparten algunos elementos comunes para adaptar sus estatutos, a pesar de ser instituciones muy diferentes. Estos elementos podrían facilitar la transición, según explicó la UPNA.

Entre los aspectos mencionados por el presidente de la Sectorial de Secretarías Generales se encuentran la autonomía y la gobernanza universitaria, la designación de cargos electos por un único mandato de seis años, la nueva estructura de centros y departamentos, los sistemas de promoción del personal docente e investigador (PDI) con la eliminación de la figura del profesor contratado doctor y su reemplazo por el profesor permanente laboral, y la reducción de la carga docente en profesores asociados y ayudantes doctores.

Además, las universidades del G-9 señalaron que, más allá de los puntos en común, existen cuestiones específicas de cada institución que influyen en las diferentes velocidades con las que avanzan en las reformas estatutarias. Algunas universidades, en general las más antiguas, tienen un articulado extenso que requiere reformas más profundas para adaptarse a los nuevos tiempos en los que la enseñanza, la investigación y la transferencia de conocimiento están sujetas a constantes cambios. Durante la reunión también se destacó que algunas universidades, como las de Oviedo y Zaragoza, ya han avanzado en sus reformas.

El Grupo 9 de Universidades (G-9) es una asociación creada en 1997, conformada por universidades que son las únicas universidades públicas en sus respectivas comunidades, como la Universidad de Cantabria, la Universidad de Castilla-La Mancha, la Universidad de Extremadura, la Universitat de les Illes Balears, la Universidad de La Rioja, la Universidad de Oviedo, la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea, la Universidad Pública de Navarra y la Universidad de Zaragoza. Además, cuenta con la colaboración de la Universidad de Murcia y la Universidad de Burgos.