24h Navarra.

24h Navarra.

"Los apartamentos municipales para mayores aumentan su personal con profesionales de Trabajo Familiar"

En Pamplona, el Ayuntamiento ha tomado la decisión de aumentar el número de profesionales de Trabajo Familiar que trabajan en los apartamentos municipales para personas mayores. Ahora, se contará con un total de cuatro profesionales distribuidos entre los 5 apartamentos municipales, en lugar del único profesional que hasta ahora se encargaba de un piloto en los apartamentos de Iturrama.

El objetivo de esta medida es garantizar que siempre haya personal capacitado para atender y supervisar a los residentes. Para lograr este incremento, hubo un proceso de reubicación de los profesionales ya disponibles y algunas contrataciones externas. Además, se ha reforzado el teléfono de incidencias del Equipo Municipal de Atención a Domicilio (EMAD) con dos profesionales y una persona para labores de almacén.

Esta acción se suma a la implementación de un nuevo protocolo de intervención y seguimiento con el fin de mejorar la atención integral a las personas que viven en los apartamentos municipales.

El concejal delegado de Acción Social, Txema Mauleón, explicó que este nuevo sistema incluye visitas periódicas de supervisión más frecuentes, especialmente para aquellas personas con mayor vulnerabilidad sociosanitaria. La información actualizada sobre los residentes busca garantizar una atención más eficaz y ágil.

Los apartamentos municipales para personas mayores son una opción de alojamiento para aquellos mayores de 65 años con problemas graves de vivienda pero un buen nivel de independencia. En la actualidad, el Ayuntamiento de Pamplona cuenta con 144 apartamentos distribuidos en cinco barrios.

La evolución social, médica y económica ha motivado la necesidad de actualizar las políticas de intervención en el ámbito de las personas mayores. El protocolo establecido abarca desde la acogida y seguimiento, hasta la gestión en caso de fallecimiento dentro del apartamento.

El protocolo garantiza la atención a través de un sistema de fichas informativas que permiten evaluar las necesidades de cada residente. Cuando sea necesario, se complementará el servicio con el Servicio de Ayuda a Domicilio, con enfoque en promover hábitos saludables y apoyar actividades sociocomunitarias.

En caso de fallecimiento de un residente, se activará un protocolo que involucra a trabajadoras sociales y a la Policía Municipal. Se contactará a la familia y se procederá a la desinfección del apartamento, siguiendo los procedimientos establecidos.

Este protocolo será evaluado periódicamente, con la participación activa de los residentes y profesionales involucrados, tanto en términos cuantitativos como cualitativos.