24h Navarra.

24h Navarra.

Nuevo protocolo municipal de control para residentes de apartamentos en Pamplona.

Nuevo protocolo municipal de control para residentes de apartamentos en Pamplona.

El Ayuntamiento de Pamplona ha presentado un nuevo protocolo de intervención y seguimiento para reforzar la atención integral a las personas que residen en apartamentos municipales.

Este protocolo aumenta las visitas periódicas, especialmente para aquellas personas con mayor grado de vulnerabilidad. La medida se ha tomado luego de que un hombre falleciera en un piso tutelado del Ayuntamiento y su cuerpo fuera encontrado semanas después.

La actualización constante de la información sobre los residentes tiene como objetivo garantizar una mejor atención y una intervención más rápida ante cualquier incidencia detectada, según ha explicado el Ayuntamiento.

Los apartamentos municipales son un servicio de alojamiento dirigido a personas mayores de 65 años con problemas graves de vivienda. En la actualidad, el Ayuntamiento cuenta con 144 apartamentos distribuidos en 5 barrios, que pueden ser utilizados de manera individual o en pareja.

Para adaptarse a las transformaciones actuales, el Ayuntamiento va a implementar la figura de cuatro trabajadoras familiares y un protocolo de intervención y seguimiento que mejora la atención integral a los residentes de los apartamentos.

Este protocolo se divide en cinco apartados e incluye desde el proceso de acogida hasta la evaluación en caso de fallecimiento dentro de la vivienda.

El documento detalla los pasos a seguir para atender a las personas que solicitan una plaza en los apartamentos, incluyendo una entrevista personal y la visita al lugar antes de tomar una decisión.

Las trabajadoras familiares asignadas a cada bloque llevarán a cabo una ficha diagnóstica para establecer niveles y prioridades de atención y seguimiento de acuerdo con el grado de vulnerabilidad de cada residente.

Además, se reforzará la atención en casos de altas hospitalarias, conflictos entre inquilinos o situaciones de suciedad y acumulación de objetos en los apartamentos.

El protocolo también prevé intervenciones psicoeducativas para promover hábitos saludables y brindar apoyo educativo y sociocomunitario a las personas residentes.

La coordinación entre los diferentes profesionales que intervienen en la atención a los residentes es fundamental, incluyendo a trabajadoras sociales, profesionales de centros sanitarios, entre otros.

En caso de fallecimiento de una persona residente en un apartamento, se establece un protocolo que incluye la actuación de la trabajadora social a cargo, la Policía Municipal y el centro de salud, así como la limpieza y desinfección del domicilio.

Este protocolo será evaluado periódicamente, con la participación de los residentes y los profesionales implicados, para garantizar su efectividad y adecuación a las necesidades de las personas mayores que residen en los apartamentos municipales.

El concejal delegado de Acción Social, Txema Mauleón, ha resaltado la importancia de este protocolo y el refuerzo de personal para brindar una mejor atención a los residentes de los apartamentos municipales.