24h Navarra.

24h Navarra.

Pamplona adoptará solución ecológica para reducir contaminación: macetas subterráneas en 10 rotondas por 45 días

Pamplona adoptará solución ecológica para reducir contaminación: macetas subterráneas en 10 rotondas por 45 días

El Ayuntamiento de Pamplona ha decidido llevar a cabo una iniciativa para medir el nivel de contaminación del aire en la ciudad. Para ello, se colocarán macetas enterradas en 10 rotondas, en colaboración con el Instituto de Agrobiotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IdAB-CSIC). Esta medida forma parte de un proyecto de 'ciencia ciudadana' en el que se ha promovido la participación de los vecinos en la medición de la contaminación del aire en sus barrios, mediante el cuidado de plantas en sus hogares.

Las plantas tienen la capacidad de acumular y fijar metales pesados y partículas en el aire, provenientes principalmente de la contaminación generada por el tráfico. Estas concentraciones se analizan posteriormente en los laboratorios del CSIC. A través de esta experiencia, se pretende concienciar a los habitantes de Pamplona sobre la relación existente entre las actividades diarias en entornos urbanos, especialmente aquellas relacionadas con la movilidad, y la calidad del aire en el que viven.

Tras dos años de investigación y la realización de dos ediciones de ciencia ciudadana, el equipo de investigación del CSIC, en colaboración con el Servicio de Jardines del Ayuntamiento de Pamplona, llevará a cabo una intervención en las rotondas de la ciudad. En esta ocasión, se colocarán alrededor de 50 macetas sembradas con plantas de raigrás (Lolium multiflorum) en puntos seleccionados por el equipo de investigación.

Algunas de las rotondas en las que se ubicarán estas macetas son: avenida Zaragoza, avenida Pío XII, Iturrama, plaza Príncipe de Viana, plaza de los Fueros, plaza Merindades, San Jorge, San Juan, Mendillorri, jardines de la Taconera, parque Yamaguchi, monumento a Juan Pablo II y ciudad deportiva Amaya. Después de 45 días de experimento, se procederá a realizar los análisis de laboratorio y el posterior estudio de los datos obtenidos.

Los talleres llevados a cabo durante 2022 y 2023 han mostrado diferencias significativas en cuanto al contenido de metales pesados en los distintos barrios de Pamplona. Los análisis han permitido identificar zonas con mayor concentración de metales pesados, como la avenida Zaragoza, Iturrama, San Jorge, San Juan y el centro de la ciudad. Por otro lado, se ha observado menor contenido de metales pesados en los barrios periféricos, como Mendillorri, así como en zonas con menor densidad de tráfico y avenidas más amplias.

Finalmente, una vez recopilados y analizados todos los datos, se llevará a cabo una jornada en la que se presentarán los resultados y se promoverá la capacidad de interpretarlos de manera precisa, fomentando así el espíritu crítico entre la población, según ha explicado el Ayuntamiento.