"Pamplona exige detener el TAV y redirigir fondos a cuidados y bienestar"

Alrededor de 200 personas se han manifestado en Pamplona para demandar la paralización del proyecto del Tren de Alta Velocidad (TAV) y reasignar su inversión a gasto social, especialmente en cuidados. La protesta, convocada por AHT Gelditu, comenzó en la Avenida Carlos III y contó con la presencia de un elefante blanco seguido de una pancarta con el lema "Cuidado con el TAV. Con el TAV no hay cuidados". También se mostraron carteles que pedían destinar los fondos a sanidad pública o residencias, y se comparó la inversión del TAV con el número de trabajadores en residencias o atención domiciliaria.

Los representantes de AHT Gelditu han declarado a los medios que el TAV es "la infraestructura más destructora, más despilfarradora y más inútil" y consideran que tiene graves consecuencias en varias dimensiones, incluyendo el acceso a cuidados. Han señalado que se han destinado más de 400 millones de euros a este proyecto en Navarra a través de los fondos Next Generation.

Asimismo, han resaltado la importancia de cuidar la tierra para el bienestar de todas las personas y destacan que el TAV causa un gran impacto y destrucción en el entorno, promoviendo un modelo de sociedad que no prioriza los cuidados. Por todo esto, AHT Gelditu exige la paralización de todas las obras del TAV en Navarra y en el País Vasco, y llama a la clase trabajadora de Euskal Herria a organizarse contra el capitalismo y a luchar por otro modelo de sociedad que cuide tanto de las personas como del medio ambiente.

En un comunicado, el colectivo afirma que el TAV consume los recursos necesarios y destruye las condiciones para el bienestar de todos los seres vivos. También argumentan que absorbe los presupuestos que deberían destinarse al cuidado y al bienestar social, al tiempo que profundiza en la mercantilización, privatización, industrialización y deterioro de la naturaleza y de los patrimonios públicos y comunitarios.

Tags

Categoría

Navarra