24h Navarra.

24h Navarra.

"Proyecto Hombre ayuda a 1.200 personas en Navarra en 2022, principalmente por problemas de alcohol"

La Fundación Proyecto Hombre ha presentado su memoria anual correspondiente al año 2022, en la que se destaca que el alcohol fue la sustancia principal que motivó la demanda de tratamiento, representando el 38,90% de los casos en Navarra. En el caso de las mujeres, este porcentaje aumenta hasta el 51,5%. Las adicciones a sustancias como drogas estimulantes (37%), cannabis (13%) y juego (8%) también fueron motivo de tratamiento.

En la evaluación diagnóstica realizada por la fundación se encontró que el 60% de las personas acudieron por una sustancia en concreto, pero presentaban problemas de consumo de múltiples sustancias, como alcohol, estimulantes, cannabis o juego. Tres de cada cuatro personas usuarias presentaban problemas de consumo de alcohol en alguna medida, lo que señala una falta de conciencia en torno al alcohol y cannabis.

El consumo de cannabis llama especialmente la atención, ya que solo el 13% de las personas usuarias se ven motivadas a demandar tratamiento por esta sustancia, pero tras un estudio posterior se descubre que son muchas más personas las que tienen problemas de abuso o dependencia del cannabis. El 55% de las personas usuarias que consumen cannabis tienen una relación de abuso o dependencia con esta sustancia.

El presidente de la fundación, José Antonio Arrieta, ha advertido de que en el futuro se tendrán que tratar otro tipo de adicciones que tienen que ver con la tecnología, ya que ha invadido todas nuestras vidas.

La media de edad con la que las personas llegan en busca de tratamiento sigue en torno a los 40 años, pero las mujeres acuden en una edad mayor, ya que su media es de 44 años. El 54% de las personas usuarias llegan en una situación laboral activa y, por ello, es importante trabajar en la prevención laboral dentro de las empresas para promover el consumo cero en el trabajo.

La demanda de tratamiento ha llevado a la Fundación Proyecto Hombre a ofrecer recursos ambulatorios y residenciales adaptados a cada persona. Durante el año 2022, alrededor de un tercio de las personas usuarias atendidas lo fueron en el recurso residencial de la Comunidad Terapéutica, mientras que el resto recibió atención ambulatoria.

El ejercicio de 2022 se cerró con unos ingresos de 2.082.771 euros y unos gastos de 1.952.390 euros, con un saldo positivo de 130.382 euros. Cerca del 60% de los ingresos proceden del concierto existente con el Servicio Navarro de Salud. Las personas usuarias y sus familiares aportaron un 9% de los ingresos, que se completan con las aportaciones de entidades como Laboral Kutxa, Caja Rural, Obra Social 'La Caixa', Fundación Caja Navarra y Fundación Fuentes Dutor, además de los donativos particulares.