24h Navarra.

24h Navarra.

Proyecto municipal busca emplear a personas con discapacidad mental

Proyecto municipal busca emplear a personas con discapacidad mental

El Ayuntamiento de Pamplona ha anunciado la contratación de diez personas con discapacidad por enfermedad mental, como parte de un proyecto para mejorar su empleabilidad. Se busca incorporar a cinco mujeres y cinco hombres durante seis meses, en colaboración con la Entidad de Iniciativa Social Elkarkide.

El concejal delegado del área de Acción Social, Txema Mauleón, ha destacado que esta iniciativa busca brindar una experiencia laboral estable a las personas participantes. El proyecto se presentará al Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare, con el objetivo de proporcionar oportunidades de trabajo a personas desempleadas que presentan dificultades de inserción laboral.

Para el año 2024, se ha ampliado el número de participantes de 8 a 10, con el fin de impactar de manera más significativa en el colectivo al que va dirigido. Además, se han programado acciones transversales en materia de búsqueda de empleo, digitalización y prevención de riesgos, así como formación en pintura, agroecología y compostaje.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado el proyecto, que contempla la contratación de una técnica de Integración Social y un oficial de pintura, además de las diez personas participantes. Estos realizarán tareas de mantenimiento y pintura de mobiliario urbano, así como labores agrícolas en la huerta de Aranzadi gestionada por Elkarkide.

Parte de la producción agrícola obtenida se destinará a personas beneficiarias del banco de alimentos, contribuyendo así a la comunidad. Este programa no solo brinda una experiencia laboral real y una remuneración a los participantes, sino que también los valora como agentes activos de la ciudad.

El coste del proyecto será compartido entre el Consistorio y el Servicio Navarro de Empleo, mientras que el Ayuntamiento de Pamplona asumirá el costo de los materiales y productos necesarios. Las tareas se llevarán a cabo en un entorno seguro y abierto, y representan una mejora significativa en la inclusión laboral de personas con dificultades.

Además, el trabajo realizado contribuirá a mejorar el mobiliario urbano de la ciudad y proporcionará producto fresco a personas en situación de vulnerabilidad. En la huerta, las actividades incluirán la plantación, cosecha y mantenimiento de cultivos, mientras que en el mobiliario urbano se realizarán labores de reparación y pintura en diferentes elementos.