24h Navarra.

24h Navarra.

UPN critica el cierre injustificado de la UCI del Reina Sofía debido a la mala gestión del personal sanitario

UPN critica el cierre injustificado de la UCI del Reina Sofía debido a la mala gestión del personal sanitario

PAMPLONA, 8 Dic.

UPN considera "inaceptable" que se haya cerrado la UCI del Hospital Reina Sofía de Tudela "por falta de personal facultativo", lo que a su juicio es "una muestra más de la nefasta gestión del departamento de Salud en materia de personal". "Además, no sería la primera vez que sucede este año", ha dicho.

Para UPN, resulta preocupante que un servicio tan importante como la UCI, que atiende a pacientes en estado crítico, se haya visto obligado a cerrar por la falta de previsión y el caos en la gestión del Servicio Navarro de Salud. Los pacientes críticos se ven obligados a trasladarse a Pamplona en busca de atención médica apropiada, lo cual es una clara muestra de la deficiencia en la planificación y organización del sistema de salud en Navarra, según los regionalistas.

Además, UPN también ha criticado el hecho de que el cierre de la UCI impide el ingreso de nuevos pacientes que necesiten cuidados intensivos debido a situaciones de agravamiento de su estado de salud o nuevos accidentes o enfermedades.

Los representantes de UPN también han cuestionado los mensajes enviados a la población por parte de los responsables del Servicio Navarro de Salud. Consideran que es irresponsable transmitir la idea de que la ausencia de un único empleado puede llevar al cierre de una Unidad de Cuidados Intensivos o de un servicio de partos en Navarra. Esto genera incertidumbre en la ciudadanía y no promueve la confianza en el sistema de salud regional.

Asimismo, UPN ha destacado que el problema radica en la gestión deficiente del Gobierno de Navarra, y no en los profesionales sanitarios. Creen que es injusto culpar a los trabajadores por los cierres de servicios debido a bajas, ausencias o situaciones normales en el ámbito laboral, como licencias por maternidad o excedencias. Los regionalistas consideran que los responsables de la gestión deberían explicar qué medidas tomaron para enfrentar estas situaciones y garantizar la continuidad de los servicios de salud.

En resumen, UPN ha enfatizado que la situación actual de la sanidad en Navarra está lejos de ser la que los ciudadanos merecen y financian con sus impuestos. Consideran que el Gobierno, que se autodenomina progresista, ha demostrado ser incapaz de gestionar adecuadamente los servicios públicos y no está cumpliendo con las expectativas de la población.