Varias detenciones en Pamplona y Zaragoza por un conflicto violento vinculado a una banda latina

Varias detenciones en Pamplona y Zaragoza por un conflicto violento vinculado a una banda latina

PAMPLONA, 16 Ene. - La Policía Municipal de Pamplona ha detenido a once personas tras una investigación policial derivada de una tentativa de homicidio por un ajuste de cuentas que tuvo lugar en el barrio de San Jorge en julio de 2021.

La Policía Nacional, la Policía Foral y la Guardia Civil han colaborado con la Policía Municipal de Pamplona para esclarecer unos hechos que han provocado detenciones y registros domiciliarios tanto en Pamplona como en Zaragoza con implicaciones de miembros de la banda latina 'Panther'.

La operación policial ha sido presentada en rueda de prensa por el jefe de la Policía Municipal de Pamplona, Antonio Sánchez, el comisario Ángel Beortegui y dos de los agentes de la Policía Municipal que han participado en la investigación.

Los hechos por los que han sido detenidas estas once personas se remontan al 23 de julio de 2021. En la confluencia de la calle Sanduzelai con la calle Dr. Alfonso, en el barrio de San Jorge, se registró una agresión, protagonizada por varias personas (hasta cuatro, según algunos testigos) en la que se utilizaron machetes, con la intención, según la investigación, de matar a dos personas, ambas de origen dominicano. Una de ellas resultó con lesiones graves.

Los dos agredidos fueron citados telefónicamente en el lugar por los agresores para hablar, supuestamente, sobre un episodio ocurrido una semana antes en otra calle del barrio. Ese incidente previo fue una pelea entre el herido y su acompañante y el padre de uno de los presuntos agresores, al que reconocieron los agredidos en el momento de la tentativa de homicidio. Tanto el padre como el hijo fueron detenidos en los días siguientes como presuntos participantes en la agresión. El Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona decretó el ingreso en prisión del hijo, también de origen dominicano, el 26 de julio de 2021.

En la rueda de prensa, el jefe de la Policía Municipal de Pamplona ha señalado que no existe en Pamplona "un problemón" con las bandas latinas, aunque no ha descartado que "existan ciertas organizaciones que pueden estar funcionando a cierto nivel". Además, ha agradecido "la colaboración inmediata y desinteresada del resto de cuerpos policiales que operan en Pamplona".

Por su parte, el comisario Ángel Beortegui ha indicado que Pamplona "no está acostumbrada" a los hechos que dieron origen a esta investigación y ha indicado que "son muy graves". "Ha sido un trabajo difícil y complejo y ha salido por la colaboración y coordinación con todos los cuerpos policiales", ha afirmado.

En ese sentido, uno de los agentes encargados de la investigación ha explicado que ha sido un trabajo "muy laborioso, empezamos de la nada, porque no había ninguna cámara que hubiese grabado los hechos, y había testigos que no aportaban ningún dato que nos hiciera tirar de ahí". "Lo que intentamos fue tirar de investigación tecnológica, conexiones telefónicas, estudios de los teléfonos de algunos de los detenidos. La investigación nos llevó hasta Zaragoza. Había una llamada de uno de los implicados que había participado en la agresión a un chico de Pamplona que fue miembro de una banda", ha explicado.

La investigación constató que uno de los presuntos agresores, de origen colombiano y con residencia en Zaragoza, había estado en San Jorge en la fecha de la tentativa de homicidio. Esta persona contaba con antecedentes policiales por riña tumultuaria con utilización de machetes y por pertenencia a la organización criminal 'Panther'.

También fruto de la investigación tecnológica, se llegó a constatar una llamada de uno de los presuntos agresores, hijo del padre agredido en primera instancia y en prisión desde julio de 2021, a un antiguo miembro de una banda en Pamplona. Este último fue quien contactó telefónicamente con otro miembro de la organización 'Panther' en Zaragoza, con multitud de antecedentes también por lesiones, riña tumultuaria utilizando machetes y pertenencia a organización criminal.

El día 19 de julio de 2021, una semana antes de la tentativa de homicidio, tuvo lugar una reunión en un parque en Zaragoza en la que estuvieron presentes dos de los hijos del hombre agredido en el primer incidente, así como los identificados como miembros de los 'Panther' de Zaragoza. Según la hipótesis de los investigadores, en ese lugar y en ese encuentro se realizaría el encargo de acudir a Pamplona para vengar la afrenta al padre de los hermanos que había tenido lugar días antes.

La colaboración del GAT de Policía Foral en un informe realizado no arroja duda alguna de la situación de las líneas telefónicas de los sospechosos en ese parque tras el estudio de las conexiones a los distintos repetidores en Zaragoza. A partir de ahí y de los estudios de la información facilitada por las operadoras de telefonía, se constató la participación de otros jóvenes de Zaragoza y el desplazamiento realizado por estos a Pamplona el 23 de julio de 2021 para vengar al padre de los hermanos.

En enero de 2022, se llevaron a cabo las detenciones de los presuntos participantes en los hechos, así como los registros de sus domicilios. Las detenciones y registros en Pamplona los llevó a cabo el Grupo de Investigación de Policía Municipal de Pamplona con el apoyo de la Brigada de Prevención de esta Policía. Las detenciones y registros en Zaragoza los realizó el Grupo IV de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Policía Nacional de Pamplona con el apoyo de la Brigada de Policía Judicial de Policía Nacional de Zaragoza.

Los once detenidos, cuatro de ellos en Pamplona y siete en Zaragoza, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2. Se trata de las personas que presuntamente participaron en la agresión con tentativa de homicidio del 23 de julio, entre ellos, los dos hermanos de Pamplona, el jefe de los 'Panther' de Zaragoza, el contacto de la banda en Pamplona que localizó a otro miembro de los Panther y otras seis personas. Todos ellos tienen entre 20 y 30 años y son de origen colombiano, dominicano, brasileño y ecuatoriano. Uno de los detenidos, de origen rumano, es menor de edad.

Cinco de los detenidos están ya en prisión, mientras el resto se encuentra en libertad con cargos, a la espera del juicio. El jefe de los Panther, uno de los detenidos en prisión, se hallaba en un centro de internamiento de extranjeros de Valencia, lugar en el que fue detenido por la Policía Nacional y del que iba a ser expulsado a su país de origen.

Según ha explicado otro de los agentes responsables de la investigación, se ha llegado a la conclusión de que se contrataron los servicios de los miembros de una banda latina de Zaragoza para un ajuste de cuentas, para vengar el incidente que tuvo el padre de los hermanos, a cambio de alguna otra acción que se realizaría en Zaragoza por los implicados de Pamplona.

Esta investigación ha contado con la colaboración del GAT (Grupo de Apoyo Tecnológico) y la Brigada de Información de Policía Foral de Navarra, del Grupo IV de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Navarra, de la Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Navarra, de la Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Ar

Tags

Categoría

Navarra