24h Navarra.

24h Navarra.

Casi 8 de cada 10 personas LGTBI víctimas de violencia laboral, según informe de UGT.

Casi 8 de cada 10 personas LGTBI víctimas de violencia laboral, según informe de UGT.

PAMPLONA, 19 Mar.

El responsable confederal del Área LGTBI de UGT, Toño Abad, ha afirmado este martes en Pamplona que, según un estudio elaborado por el sindicato a nivel nacional sobre la situación de las personas LGTBI en el mercado laboral, el 78% de las personas pertenecientes a este colectivo han vivido situaciones de violencia (verbal o física) en los dos últimos años en sus centros de trabajo en el conjunto de España.

Así lo ha señalado Abad en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por la Secretaria de Política Sindical, Social e Igualdad de UGT de Navarra, Marisol Vicente.

"Si hablamos de violencias hacia las personas LGTBI en el trabajo, nos encontramos con que un 78%, casi un 8 de cada 10 personas LGTBI, han vivido situaciones de violencia -verbal o física, que se manifiesta con agresiones físicas o agresiones sexuales- en los dos últimos años. Y además, si hablamos de personas trans, un 20% nos reconocía que habían sufrido agresiones de carácter sexual, que van desde insinuaciones y tocamientos hasta agresiones físicas sexuales, como puede ser la violación", ha indicado, tras añadir que el 83% reconoce que estas situaciones se habían producido "varias veces, durante un periodo de tiempo".

Según Abad, el informe contempla "situaciones que podríamos considerar de anómalas y antidemocráticas", ya que "hay personas que tienen ya habituado y normalizado el volver al armario en los centros de trabajo". "Un 40% de las personas LGTBI que entrevistamos vuelve al armario en los centros de trabajo a pesar de que sus ámbitos sociales y familiares están fuera. ¿Por qué se produce esta situación? Porque hay una situación de hostilidad en el ámbito del empleo hacia la diversidad sexual, familiar y de género hacia las personas LGTBI", ha dicho.

Además, ha añadido que el 50% de las personas LGTBI considera que "no estamos aceptadas socialmente del todo, y en el caso de las personas trans esta cifra se eleva a un 70%". A su juicio, "se han ido produciendo avances" pero "no son suficientes". "Estos avances hay que desplegarlos en todos los ámbitos, y el ámbito laboral es un ámbito muy importante", ha remarcado.

En respuesta a los medios de comunicación, Abad ha subrayado que "no hemos analizado específicamente los datos de Navarra porque la muestra no es suficiente, pero sí que es verdad que allí donde hemos podido hacerlo hemos visto que no hay tantas diferencias" entre Comunidades. "Es una realidad muy extendida, la de la discriminación, y muy parecida, muy transversal, y afecta a sectores muy dispares y diversos. No hay unos sectores donde se produce más o donde se produce menos", ha manifestado.

En concreto, ha añadido que el estudio "tiene una respuesta de casi 6.000 personas encuestadas". "Es una muestra muy amplia, pero es verdad que no todas las comunidades autónomas tienen el mismo número de respuestas", ha dicho, tras incidir en que "allí donde hemos tenido niveles de respuesta que permiten analizar la muestra de manera específica y localizada, sí que hemos visto que no hay grandes variaciones de unos territorios a otros".

Según Abad, el 75% de las personas LGTBI considera que no tiene "las mismas oportunidades que el resto, y en el caso de las personas trans, que es un colectivo especialmente vulnerable, el 55% dice que ha sido rechazada de forma directa en entrevistas de trabajo, lo que es una exclusión del mercado laboral". Abad, que ha considerado que este es "un porcentaje muy elevado", ha señalado que "esta situación nos preocupa", porque la exclusión laboral es una de las situaciones "que produce que estas personas tengan que recurrir a la economía no formal para poderse ganar la vida".

Por todo ello, ha dicho Abad que "estamos trabajando intensamente en el desarrollo de las medidas que las empresas tendrán que impulsar obligatoriamente en los centros de trabajo y que establece la ley trans LGTBI, que es un saldo cualitativo muy importante". "Yo lo considero como uno de los avances más importantes en igualdad en este país desde la aprobación de los planes de igualdad en el 2007 y probablemente la norma más importante que se ha hecho desde la aprobación del matrimonio igualitario en este país", ha manifestado.

También ha considerado que Navarra "es un territorio que ha sido pionero, gracias también a la presencia precisamente de los agentes sociales, de la UGT, en la negociación de esas normas". "Navarra es un territorio que realmente ha hecho políticas muy eficaces y muy efectivas, y no puede dejar de un lado precisamente esas políticas que la situaron la cabeza de las comunidades autónomas", ha reivindicado.

Ante esta situación, UGT propone "dos cambios normativos que consideramos que son fundamentales". El primero de ellos es la ley de empleo, ya que "las políticas activas de empleo son muy importantes para situar esta discriminación en el acceso al empleo de muchas personas LGTBI y trans que están en exclusión laboral, mejorando su empleabilidad, haciendo que se inserten en los itinerarios formativos que ofrecen las oficinas públicas de empleo, e intentando que reconduzcan esas situaciones hacia el mercado laboral".

Y para aquellas personas que sufren discriminación en los centros de trabajo, Abad ha destacado la importancia de los planes LGTBI en las empresas". En concreto, ha apostado por "medidas de formación y sensibilización, la eliminación de sesgos discriminatorios en los procesos de selección de personal, la modificación del régimen disciplinario en las empresas para que estas conductas que son contrarias al principio de la igualdad y a la dignidad de las personas sean sancionadas, y un protocolo contra el acoso".

Según ha indicado, "no se trata de sacar del armario a nadie obligatoriamente", sino de "crear centros de trabajo inclusivos donde todo el mundo sea libre de decir si es LGTBI o no, y si lo dice, que no sufra ningún tipo de violencia ni rechazo por ello".

Por su parte, Vicente ha destacado que, si bien existen "factores en común", los problemas existentes no son los mismos entre personas LGTBI que entre personas trans. "Las personas trans tenían más dificultades incluso a la hora de incorporarse y las personas LGTBI igual no tenían esa barrera a la hora de incorporarse al mundo laboral, pero que sí luego, en el momento en que se conocía su orientación sexual, igual había más trabas incluso a la continuidad o el propio desarrollo de su carrera profesional", ha dicho.

Además, ha realizado un llamamiento al Instituto Navarro de Igualdad, "para que retomemos la actividad" del Consejo LGTBI, y ha señalado que "estamos en plena negociación del Plan de Empleo que abarcará los años de 2025 al 2028 y, lógicamente en todo el Plan de Empleo y en las políticas activas habrá un apartado para la mayor integración de estas personas".