24h Navarra.

24h Navarra.

Esparza afirma que votar a partidos de derecha favorece a Chivite y Asiron.

Esparza afirma que votar a partidos de derecha favorece a Chivite y Asiron.

El candidato de UPN, Javier Esparza, ha dirigido un mensaje a los votantes de centro-derecha, instándolos a no votar por PPN, Ciudadanos o Vox en las elecciones del domingo. Según Esparza, esto equivaldría a regalar la victoria a María Chivite del PSN y Joseba Asiron de EH Bildu. Hoy, el último día de campaña, Esparza y la candidata a la alcaldía de Pamplona, Cristina Ibarrola, hicieron declaraciones desde la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona, lugar en el que Ibarrola expresó su deseo de seguir ocupando como gobierno en Pamplona.

Esparza enfatizó que el domingo se elegirá entre un gobierno del PSN con EH Bildu o un gobierno de UPN. Según él, ningún otro candidato o candidata aspira a la Presidencia del Gobierno foral. Para evitar que Asiron sea alcalde de Pamplona y que Chivite llegue a un acuerdo con Bildu y presida esta tierra, Esparza pide que se vote por UPN. Ha añadido que durante la campaña se han dirigido a los votantes socialistas que se sienten engañados, que no apoyarán ni compartirán los acuerdos con EH Bildu. Ahora, según él, el PSN no engaña a nadie y es evidente que quieren un acuerdo con Bildu.

Esparza se mostró orgulloso de UPN y afirmó que sería el partido que volvería a ganar las elecciones sin ninguna duda. La meta de UPN es conformar un gobierno sensato, moderado que vuelva a situar a Navarra donde nunca debió dejar de estar, y que brille con luz propia. UPN es el único partido que toma sus decisiones en Navarra y no ha habido cero casos de corrupción. Se pidió el voto a todas aquellas personas de centro-derecha que les votaron en 2019, a los socialistas que no quisieran los acuerdos con Bildu, a las personas que se sienten defraudadas por la gestión de este Gobierno, y a las personas que se abstuvieron. Esparza afirmó que Navarra merece un futuro mejor y ese futuro viene de la mano de UPN.

Cristina Ibarrola afirmó que Pamplona es hoy una ciudad mejor que hace cuatro años, más igualitaria, con suficientes recursos para acelerar, crecer y ser una ciudad de referencia. Es la hora de Pamplona, dijo ella, con una ciudad segura, vivienda y empleo como aspectos fundamentales.

Ibarrola argumentó que UPN estaba preparado para construir una mejor ciudad y nunca vendería Pamplona, bloquearía proyectos buenos para Pamplona o empobrecería la ciudad quitándole estatus y financiación. La intención es tener una ciudad de la que se puedan sentir orgullosos, que avance con servicios de calidad, con un gobierno facilitador y que respete la libertad de la gente, una ciudad sin obsesiones identitarias, ni de banderas ni imposiciones de ningún tipo. Ibarrola también criticó a un gobierno de la izquierda abertzale, que solo sueña con nuevos estados y naciones y se opone a todo tipo de proyecto de progreso, argumentando que impondrían un color gris a Pamplona. Ella dijo que no se confundirían con su estrategia ya que solo cambian la forma pero no el fondo.