24h Navarra.

24h Navarra.

Hombre acusado de femicidio en bar será juzgado por jurado popular

Hombre acusado de femicidio en bar será juzgado por jurado popular

La fiscalía, en un acto de valor y justicia, ha solicitado una condena de 23 años de prisión por el horrendo delito de asesinato cometido por un hombre en la ciudad de Pamplona. Además, pide 11 meses más por un delito continuado de amenazas, en un caso que conmociona a la sociedad en su conjunto. La víctima, de nacionalidad china, fue brutalmente degollada por su pareja en el bar que regentaban juntos, en un acto de violencia inaceptable.

El juicio oral ha sido decretado por la titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº 1 de Pamplona, quien ha determinado que existen pruebas contundentes que incriminan al acusado en este terrible crimen. La apertura del juicio ha sido fundamentada en las evidencias encontradas en la escena del crimen, la posición del cuerpo de la víctima y los testimonios recogidos durante la investigación.

La causa pasará ahora a la Audiencia Provincial, donde se celebrará el juicio con jurado popular en los próximos meses. Una oportunidad para que la justicia se haga presente y se dicte una condena ejemplar para este caso que ha conmocionado a la opinión pública.

En sus conclusiones provisionales, la fiscalía ha pedido una condena de 23 años de prisión por asesinato y 11 meses por amenazas continuadas, además de reclamar una indemnización para los hijos menores de la víctima. Por su parte, la acusación particular y entidades como el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona también han pedido duras penas para el responsable.

El crimen se produjo en un ambiente de tensión y conflicto en el negocio compartido por la pareja. Las diferencias y los desacuerdos, sumados a las supuestas amenazas y coacciones, crearon un caldo de cultivo para la tragedia. La víctima, asustada por la actitud de su pareja, había comentado a sus amigos la situación que vivía, marcada por la violencia y el miedo.

El desenlace fue fatal: el acusado, en un acto cobarde y premeditado, atacó por la espalda a su pareja con un hacha de cocina, provocándole la muerte de forma instantánea. Posteriormente, se entregó a las autoridades policiales, demostrando su culpabilidad y su falta de remordimiento por el brutal asesinato.