Mujeres y jóvenes sin hogar protagonizan preocupante aumento atendido por Cáritas Pamplona

Mujeres y jóvenes sin hogar protagonizan preocupante aumento atendido por Cáritas Pamplona

En su oficina de la capital navarra, Cáritas Diocesana de Pamplona-Tudela ha atendido a un total de 576 personas sin hogar en el año 2023. Estas personas tienen una edad media de 37 años y en su mayoría son procedentes de África. Además, se ha observado un incremento en la presencia de mujeres en comparación con años anteriores.

La directora de Cáritas Diocesana de Pamplona-Tudela, Maite Quintana, ha dado a conocer estos datos en una rueda de prensa donde también presentó los números de atención durante 2023 y la campaña de Navidad de ese mismo año. Hasta noviembre, la entidad ha atendido a un total de 4,924 personas diferentes, con 12,348 beneficiarios.

Quintana ha mencionado que se ha visto un cambio en el perfil de las personas usuarias, especialmente en cuanto a su juventud. La edad media solía ser alrededor de los 50 años, pero desde el año 2020 se ha observado un rejuvenecimiento. En 2023, la edad media se sitúa en 37 años, habiendo disminuido progresivamente en los últimos años.

En cuanto a la procedencia, durante los últimos cuatro años, el grupo mayoritario ha sido el africano, especialmente el Magreb. El número de personas en situación administrativa irregular también ha aumentado desde el año 2020.

Según el INE, Navarra es la tercera comunidad con mayor número de personas sin hogar en 2022, habiendo experimentado un aumento progresivo en los últimos años. Debido al aumento de personas sin hogar, se cerró temporalmente el Centro de día San Miguel y se abrió un nuevo local en la calle San Antón.

Quintana ha destacado la importancia de adaptar los recursos y la estrategia de Cáritas para atender adecuadamente a las personas sin hogar. También ha planteado la necesidad de elaborar una estrategia integral que abarque vivienda, educación, empleo y salud. Asimismo, ha resaltado la importancia de atender de manera específica a las mujeres, ya que constituyen un perfil altamente vulnerable en la población sin hogar.

En estos momentos, Cáritas está llevando a cabo un diagnóstico sobre la situación de las personas sin hogar y se espera que esté finalizado para abril. A partir de ahí, se podrán tomar decisiones y trabajar de manera más efectiva. Cáritas también ha planteado la necesidad de proporcionar autorización de trabajo a las personas en situación administrativa irregular y fomentar su formación y capacitación para evitar depender exclusivamente de ayudas sociales.

En resumen, es necesario adoptar una intervención integral que aborde las necesidades de las personas sin hogar, incluyendo la vivienda, la educación, el empleo y la salud. Asimismo, se debe prestar especial atención a las mujeres, que constituyen un grupo vulnerable en esta situación. Cáritas sigue trabajando para mejorar la situación de las personas sin hogar y promover encuentros significativos durante la Navidad.

Tags

Categoría

Navarra