24h Navarra.

24h Navarra.

El plan de salud pública incluirá advertencias por primera vez sobre contaminación del aire este verano.

El plan de salud pública incluirá advertencias por primera vez sobre contaminación del aire este verano.

El pasado año se reportaron 92 casos de patologías relacionadas con el calor, de las cuales seis requirieron hospitalización.

PAMPLONA, 7 Jun.

El Gobierno de Navarra, a través del Departamento de Salud, ha puesto en marcha el Plan de Prevención de los Efectos en Salud del Exceso de Temperaturas y de la Contaminación del Aire para 2024, el cual estará activo hasta el 30 de septiembre e incluirá por primera vez la vigilancia de la contaminación atmosférica.

La directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), Marían Nuin, lideró este jueves la reunión de coordinación de este plan, el cual busca prevenir los impactos negativos que las altas temperaturas y la contaminación del aire pueden tener en la población.

En la reunión telemática participaron diversos entes, incluyendo el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas, la Dirección General de Interior, la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC), los ayuntamientos de Pamplona y Tudela, el Instituto Navarro del Deporte y de la Actividad Física (INDAF), entre otros.

En cuanto a la contaminación atmosférica, el ISPLN está colaborando con el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente en la elaboración de un plan de acción a corto plazo para afrontar este problema.

La contaminación, la cual está estrechamente relacionada con las altas temperaturas, puede provocar irritación ocular y respiratoria, entre otros efectos negativos a corto y largo plazo en la salud.

Por lo tanto, el instituto informará a la población sobre las previsiones de mala calidad del aire con el objetivo de minimizar su impacto en la salud cuando se prevé que se superen los umbrales establecidos en la normativa.

Para obtener información, se utilizarán las previsiones de la Aemet (Agencia Estatal de Meteorología) y los datos de las 11 estaciones de la red de calidad del aire de Navarra.

El plan para hacer frente al calor de este año incluye una reorganización geográfica, con umbrales de temperatura máxima específicos para cada zona según las zonas de meteosalud definidas por Aemet.

El 35% de los casos atendidos por patologías relacionadas con el calor se produjeron en el trabajo. El ISPLN destaca la importancia de tomar medidas preventivas contra las altas temperaturas, especialmente para los colectivos más vulnerables.

Para prevenir los efectos del calor en la salud, se recomienda protegerse del sol, evitar salir durante las horas más calurosas, mantenerse hidratado y vestir ropa ligera.

Además, se aconseja a las empresas garantizar una vigilancia específica de la salud de los trabajadores en relación con la exposición a temperaturas extremas.

Este plan se implementa cada año desde 2004, cuando una ola de calor en Europa en 2003 causó un aumento significativo de la mortalidad. Se desarrolla en colaboración con varias entidades y está en línea con otros proyectos como LIFE-IP NAdapta-CC.

En resumen, el plan busca mitigar los efectos del cambio climático en la salud, integrando la calidad del aire en las medidas de prevención de las altas temperaturas en Navarra.