24h Navarra.

24h Navarra.

Se gestiona la construcción de siete nuevos parques eólicos en Larraga y Cascante para fomentar la energía limpia

Se gestiona la construcción de siete nuevos parques eólicos en Larraga y Cascante para fomentar la energía limpia

El Gobierno de Navarra ha aprobado en su sesión de este miércoles la construcción de seis nuevos parques eólicos en Larraga y uno en Cascante, como parte de su estrategia para la transición ecológica de Navarra / Navarra Green. Estas instalaciones, promovidas por Agrowind Navarra 2013 S.L. y Eólica Cascante, S.L.U., suman una potencia estimada de 162 MW, en línea con la apuesta por las energías renovables.

En el caso de los parques eólicos en Larraga, el convenio alcanzado entre el Ayuntamiento y Agrowind Navarra 2013 S.L. establece las condiciones e indemnizaciones para la ocupación definitiva de terrenos comunales necesarios para la construcción de los seis nuevos parques y sus estructuras de evacuación. Estos parques, que cuentan con una potencia estimada de 24 MW, 23,1 MW, 9,9 MW, 6 MW, 21,72 MW y 27,72 MW respectivamente, están declarados de utilidad pública.

Por su parte, el parque eólico en Cascante, denominado 'Cascante II', cuenta con una potencia estimada de 50 MW. El Gobierno de Navarra ha aprobado la desafectación de terrenos comunales necesarios para su instalación y la constitución de servidumbres a favor de Eólica Cascante, S. L. U. para las infraestructuras de evacuación de electricidad subterránea y aérea.

En total, se desafectarán 81.861 m2 de terreno comunal en Larraga y 96.450,38 m2 en Cascante. Además, se establecerán indemnizaciones por ocupación temporal de terrenos comunales y otros terrenos de propiedad municipal en Larraga. El plazo de cesión de uso de los terrenos será de 33 años en Larraga y de 30 años en Cascante.

Eólica Cascante S.L.U. deberá realizar un levantamiento topográfico para la demarcación del límite de la zona afectada y presentarlo al Ayuntamiento dentro de los seis meses posteriores a la finalización de la obra.

Con estas nuevas instalaciones, Navarra continúa su apuesta por las energías renovables y la transición hacia un modelo energético más sostenible y limpio.