24h Navarra.

24h Navarra.

Volkswagen Navarra cierra la producción del Polo después de cuatro décadas.

Volkswagen Navarra cierra la producción del Polo después de cuatro décadas.

En una decisión histórica, la planta de Volkswagen Navarra ha marcado el fin de una era al poner punto final a la producción del icónico Polo, más de cuarenta años después de su inicio en 1984. Esta medida forma parte de la transición hacia la fabricación de dos modelos eléctricos en 2026, un Škoda y un Volkswagen, que se unirán al T-Cross y el Taigo en las instalaciones de Landaben.

El Polo no desaparecerá del mercado, ya que su producción se trasladará a Sudáfrica para seguir abasteciendo al mercado europeo, entre otros destinos. Este movimiento estratégico ha sido anunciado por Volkswagen Navarra a través de un comunicado oficial.

El último Polo fabricado en Landaben, que ha sido una variante Life con un motor 1.0 TSi de 95 CV, caja de cambios manual de cinco velocidades y color azul, ha sido destinado a España. Este modelo ha sido parte fundamental para la planta, como ha destacado el presidente de Volkswagen Navarra, Michael Hobusch, en un mensaje de agradecimiento por su contribución al legado de la fábrica.

En este sentido, Hobusch también ha querido reconocer el esfuerzo y dedicación de todos los trabajadores que han pasado por Volkswagen Navarra a lo largo de estos cuarenta años, quienes han sido fundamentales para posicionarse como una fábrica destacada no solo en la marca, sino también en el sector automotriz en general.

Por su parte, el presidente del comité de empresa de Volkswagen Navarra, Alfredo Morales, ha expresado la importancia del Polo como un modelo icónico tanto para Navarra como para la planta en sí. Morales resalta el papel clave que ha tenido este modelo en el crecimiento y la evolución de la fábrica, preparándola para encarar con optimismo el futuro eléctrico que se avecina.