24h Navarra.

24h Navarra.

Un juez navarro lleva ante Europa la disminución de la desigualdad de las pensiones entre géneros

Un juez navarro lleva ante Europa la disminución de la desigualdad de las pensiones entre géneros

El titular del Juzgado de lo Social número 3 de Pamplona ha presentado una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el complemento de reducción de la brecha de género que reciben las mujeres pensionistas con hijos biológicos o adoptados. El juez cuestiona si esta regulación es discriminatoria y cumple con el principio de igualdad de trato en materia de pensiones públicas.

Según el juez, en el caso de los hombres, el reconocimiento del complemento exige interrumpir su carrera profesional con motivo del nacimiento o adopción de un hijo, mientras que en el caso de las mujeres no se exigen requisitos similares. Esta discrepancia ha sido denunciada por un padre de dos hijos que ha sido denegado el complemento de pensión que reciben las mujeres, ya que no cumple con los nuevos requisitos establecidos en la Ley General de la Seguridad Social.

El juez menciona la Directiva 79/7 de la Unión Europea, la cual establece que debe existir igualdad de trato sin discriminación por razón de sexo en lo relativo al cálculo de las prestaciones de seguridad social. Se cuestiona si la diferencia normativa en la brecha de género en las pensiones se puede justificar debido a la mayor responsabilidad que históricamente han tenido las mujeres en el cuidado de los hijos y si esto constituye una medida de acción positiva.

El juez también plantea si es posible considerar que hombres y mujeres se encuentran en situaciones diferentes y si, por lo tanto, la discriminación no se aplica al tratarlos de manera desigual. Se argumenta que existe una discriminación histórica y estructural hacia las mujeres en el mercado laboral debido al rol predominante que han desempeñado en el cuidado de los hijos y que esto ha llevado a lagunas de cotización y una menor contribución a la seguridad social por parte de las mujeres, lo cual afecta su pensión.

En resumen, la normativa actual otorga automáticamente el complemento de pensión a las mujeres sin tener en cuenta el impacto real que la maternidad haya tenido en su carrera profesional, mientras que en el caso de los hombres este impacto negativo debe ser probado. Además, el complemento se otorga a todas las mujeres pensionistas, independientemente de la cuantía de su pensión, mientras que en el caso de los hombres se requiere acreditar lagunas de cotización en periodos posteriores al nacimiento o adopción.

El juez plantea dos preguntas al TJUE: si la Directiva 79/7 respeta el principio de igualdad de trato sin discriminación por razón de sexo y si esta directiva implica que se reconozca el complemento de pensión a los hombres, a pesar de que la ley nacional establezca que solo puede reconocerse a uno de los progenitores y no suprima el complemento reconocido a las mujeres que cumplan con los requisitos legales.